Sí, sí, sí, nos vamos a París: ¡Otra vez el p…Real Madrid lo volvió a hacer!

Sí, sí, sí, nos vamos a París: ¡Otra vez el p…Real Madrid lo volvió a hacer!

El Real Madrid volvió a hacerlo. Los blancos consiguieron otra remontada para la historia, después de que Rodrygo marcara dos goles en los últimos minutos de la segunda mitad y de que Benzema, ya en la primera mitad de la prórroga, marcara el tanto de la victoria (3-1). Los de Ancelotti jugarán la final de la Champions ante el Liverpool en París.

Como suele suceder antes de los grandes partidos de Liga de Campeones en el Bernabéu, la afición del Real Madrid se empeñó en intentar marcar el 1-0 desde las calles. El madridismo se adueñó de las inmediaciones del Bernabéu y le dedicó a los suyos un recibimiento con apoyo, cánticos, cariño, bufandeo y un grito por encima de todo, ¡sí, se puede! El jugador que no saliera caliente al césped con semejante espectáculo no es de este mundo.

El partido arrancó con la tensión propia de lo que se jugaban ambos. El Madrid presionaba arriba con el objetivo de que el rival no tuviera largas posesiones, el City hacía lo propio, encimando a los centrales y a Courtois cuando tenía la ocasión de hacerlo.

Dos buenas paradas de Courtois
La batalla táctica estaba servida. Ancelotti conseguía quitarle la pelota por momentos al City y, aunque no fueron especialmente claros, lo cierto es que los primeros remates a portería del encuentro fueron del conjunto blanco. Dos de Benzema y otro de Vinicius en 18 minutos. Eso sí, la primera réplica del enemigo acabó en un paradón de Courtois a remate de Bernardo Silva.

El Madrid vivía más cómodo en la locura que en control. Cuando el partido se agitaba el cuadro de Ancelotti sonreía, cuando las pulsaciones bajaban y se aplicaba el fútbol control de los visitantes, el cuadro blanco sufría más. Courtois realizó otra buena parada poco antes del descanso a tiro de Foden. Ederson, por su parte, apenas tuvo que tocar el balón con las manos y su única misión durante los primeros 45 minutos fue perder tiempo en cada saque de meta. Al descanso, el 0-0 dejaba todo como se quedó en Manchester. A los merengues les hacía falta como mínimo un gol para mandar el partido a la prórroga.

Vinicius ante el City

Vinicius falló la más clara en el inicio del segundo acto
El segundo tiempo arrancó con una jugada de pizarra del Madrid, sacando desde el centro del campo, que sorprendió a propios y extraños. Kroos aprovechó la subida de Carvajal para ponerle una pelota magistral al lateral que éste hizo aún más buena con una pelota paralela a la portería que Vinicius, en un remate aparentemente no muy complicado, mandó fuera. Habría sido un golpe psicológico al encuentro de máximo nivel pero el brasileño erró.

El Madrid estaba firmando sus mejores minutos en el partido, sometiendo al City y obligándole a defender. Aún así, a los de Ancelotti les estaba fallando el último toque, el de generar el verdadero peligro. Vinicius tuvo varias carreras que acabaron en nada precisamente por algún fallo en el toque decisivo.

El encuentro se acercaba al minuto 70 y el Madrid seguía necesitando un gol. Era el momento de que Ancelotti interviniera en el choque en forma de sustituciones. La primera fue meter a Rodrygo y quitar a Kroos.

Mala presión del Madrid y gol del City
A pesar de que el Madrid no estaba mostrando una mala cara lo cierto es que un desajuste en la medular le costó muy caro. El equipo se volcó en una presión a la derecha pero ocupó mal el espacio y se lo regaló a un Bernardo Silva que le regaló el cuero para que Mahrez sorprendiera a Courtois con un golpeo al palo corto que acabó en el fondo de la red. Quedan cerca de 20 minutos y el Madrid necesitaba otro de sus milagros para volver al partido y, por tanto, a la eliminatoria.

Ancelotti, que había quitado a Kroos, hizo lo propio después con Modric y con Casemiro. El italiano intentó darle energía a los suyos metiendo a Camavinga y a Asensio con la intención de empatar el encuentro y de que el Bernabéu hiciera el segundo. Courtois evitó un par de goles con dos grandes paradas e incluso Mendy sacó una pelota bajo palos cuando el Madrid estaba muerto.

Rodrygo, letal para la remontada con dos goles
A pesar de que el equipo blanco estaba prácticamente en la lona, lo cierto es que dos elementos se juntaron en los minutos finales para reventar el encuentro. El ‘factor Bernabéu’ y el ‘factor Rodrygo’ se iban a conjugar en el mismo espacio de tiempo para remontarle al City el encuentro en cuestión de dos minutos. El brasileño puso el 1-1 en un remate en el primer palo en el que se anticipó a toda la defensa visitante tras una buena dejada de Benzema.

Sin tiempo casi para celebraciones, el Madrid lo iba a volver a hacer. Esta vez con un centro lateral, obra de Carvajal, para que otra vez Rodrygo, esta vez de cabeza pusiera el balón en la red del City. El Bernabéu enloquecía de nuevo, todos lo hacían. El equipo había vuelto a hacerlo. El partido se iba a la prórroga con los blancos envueltos en la magia de su estadio.

Benzema adelantaba al Madrid en la eliminatoria en la prórroga
El tiempo extra no iba a dar respiro desde el primer segundo. De hecho, Benzema, que no había tenido su mejor encuentro, iba a ser capaz de sacarle un penalti muy claro a Ruben Dias, adelantándose a él, para tener la ocasión de poner por primera vez por delante en toda la eliminatoria a los blancos. Karim, que había marcado a lo Panenka en la ida, fue bastante más práctico en esta ocasión. Lanzó con el interior, buscando el palo derecho de Ederson, y no falló. El Madrid mandaba 3-1, resultado con el que se llegaría a la segunda mitad de la prórroga después de otra parada milagrosa de Courtois en el último segundo del primer acto del extra time.

La segunda mitad de la prórroga se iniciaba con otro contratiempo más para los blancos. Militao se iba al suelo con problemas físicos que hacían pensar en un cambio inminente. De hecho, Vallejo llegó a estar preparado para salir pero no lo hizo de primeras. ‘Mili’ se quedó dentro luchando junto al resto varios minutos más, como Nacho, autor de varias jugadas defensivas TOP que le valieron la ovación del Bernabéu. El estadio blanco pasó a defender cada jugada con el alma, con el corazón. El jugador número 12 empujó como nunca a unos jugadores que lo dieron todo, se vaciaron y obtuvieron premio. El Madrid jugará la final de la Champions tras otra remontada heroica, para la historia, ¡¡sí, sí, sí, nos vamos a París…y ahora a por el Liverpool!

Ficha técnica

Real Madrid 3: Courtois, Carvajal, Militao (Vallejo 115′), Nacho, Mendy, Casemiro (Asensio 75’), Kroos (Rodrygo 68’), Modric (Camavinga 75’), Valverde, Vinicius (Lucas 115′) y Benzema (Ceballos 104′)

Manchester City 1: Ederson; Walker (Zinchenko 71’), Rúben Dias, Laporte, Cancelo; De Bruyne (Gundogan 71’), Rodri (Sterling 98′), Bernardo Silva; Mahrez (Fernandinho 84’), Gabriel Jesús (Grealish 80’) y Foden

Goles: 0-1 Mahrez (73’), 1-1 Rodrygo (89′), 2-1 Rodrygo (90′), 3-1 Benzema (p. 94′)

Árbitro: Daniele Orsato. Amonestó a Laporte, Modric

Estadio: Santiago Bernabéu.

Source: defensacentral

admin

Leave a Reply

Your email address will not be published.