Ancelotti casi hace llorar a Jesús Vallejo dentro del vestuario del Real Madrid

Ancelotti casi hace llorar a Jesús Vallejo dentro del vestuario del Real Madrid

Jesús Vallejo tuvo que entrar por necesidad en la prórroga para encarar el tramo final ante el Manchester City. El central cumplió ganando sus duelos y Ancelotti le emocionó en el vestuario.

El fútbol es un estado de ánimo, y si no que se lo digan al Real Madrid. Un equipo que parecía muerto en el minuto 85, sin fuerzas para presionar, y sin la posibilidad de crear ocasiones.

De repente, 2 jugadas aisladas de Rodrygo se convirtieron en 2 goles que forzaron la prórroga. Entonces, los que ya no tenían fuerzas para correr podían levantar camiones, y los que tenían el partido controlado, apenas podían andar.

En el fútbol, este estado de ánimo influye también a nivel personal. Cuando sientes que no formas mucha parte del equipo, cuando el entrenador no te da apenas oportunidades, es difícil estar siempre concentrado y listo.

Este es el caso de Jesús Vallejo, jugador que hasta anoche, había jugado un total de 104 inutos, distribuidos en 4 partidos, a lo largo de toda la temporada. Un jugador sin ritmo, y sin experencia en partidos grandes.

Frente al Manchester City, Alaba no pudo estar por unas molestias en el aductor, por lo que Ancelotti tuvo que jugar con Militao y Nacho. El brasileño llegó a la prórroga fundido, por lo que tuvo que ser sustituido.

Vallejo cumplió en un partido de máxima exigencia
Cuando Ancelotti miró al banquillo, solo tenía dos opciones, o meter a Vallejo, o jugar con Carvajal de central y Lucas en la derecha. El italiano se decantó por la primera, y Vallejó le dio la razón sobre el césped.

En el minuto 115, Vallejo entró al campo, y fueron 3 los duelos aéreos que tuvo, cumpliendo y ganando los 3. Además, alguna buena acción defensiva con la que demostró que tiene algo que decir.

En el vestuario, Carlo Ancelotti le dio las gracias por sus buenos minutos, le agradeció el esfuerzo, el trabajo en los entrenamientos y el no quejarse nunca. Cumplió a la perfección y fue felicitado tan efusivamente por el técnico blanco en la caseta que casi le hace llorar de la emoción.

Source: defensacentral

admin

Leave a Reply

Your email address will not be published.